Los profesionales de pescados y mariscos frescos en Sant Martí en Barcelona tienen en gran estima los frutos que ofrece el Cantábrico. Si bien el Mediterráneo no se queda atrás, el mar que baña las costas del norte de nuestro país está repleto de tesoros. Para conocerlos, no dejes de leer.

La especie más destacada de estas bravas aguas es la anchoa. Pescada entre finales de primavera y principios de verano, seguro que muchas veces la has probado. Una vez atrapada es sometida a un salazón y luego a un prensado. De esta manera el producto se deja madurar de 5 a 9 meses en los que desarrolla sus cualidades, sabor y aroma.

En los más de 800 kilómetros de costa que posee este mar podemos encontrar dos grandes especies de pescado. Por un lado, debes conocer al bonito del norte, el cual se pesca uno a uno cuando se alimenta cerca de la superficie. Este animal es la estrella durante su temporada de pesca, en mayo o junio, con un sabor delicioso, como bien saben los profesionales del pescados y mariscos frescos en Sant Martí en Barcelona.

Por otro lado, puedes encontrarte con el atún rojo, que destaca por sus 3 metros de longitud y 250 kg de peso. Su carne rojiza es muy sabrosa, perfecta para todo tipo de platos, lo que la hace muy codiciada. No es raro ver en las lonjas a un buen ejemplar alcanzar altos precios.

También ofrece mariscos de gran calidad y prestigio, como pueden ser las navajas o las zamburiñas gallegas, que están presentes en diversas cartas de restaurante.

Si deseas probar alguno, acércate hasta nuestro establecimiento Peixateria Enriqueta.